Los antioxidantes son compuestos naturales que ayudan a prevenir que los radicales libres dañen las células de su cuerpo. Los antioxidantes se encuentran en muchas frutas, verduras, bebidas y suplementos.

 los antioxidantes.

El consumo de alimentos ricos en antioxidantes es importante para ayudar a proteger sus células del daño causado por los radicales libres. La acumulación de estas moléculas dañinas (especies reactivas de oxígeno o ROS) puede aumentar el estrés oxidativo en su cuerpo. Esto puede conducir a una serie de enfermedades crónicas que incluyen enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2, artritis reumatoide y cáncer.

Los alimentos ricos en antioxidantes incluyen frutas y verduras frescas, legumbres, nueces y bayas. Generalmente, estos alimentos saludables contienen vitaminas antioxidantes como la vitamina A, C y E. La actividad antioxidante en los alimentos también proviene de nutrientes como el manganeso, el selenio y otros fitoquímicos que van a ayudarlo a mantenerse saludable.

Las bebidas antioxidantes también contienen compuestos con actividad captadora de radicales libres. Por ejemplo, el té verde y el vino tinto contienen polifenoles antioxidantes que ayudan a prevenir el daño de la estructura celular del ADN debido a la oxidación.

En este video, aprenderá qué son los antioxidantes y por qué son tan importantes para su salud.

¿Qué son los antioxidantes?

Los antioxidantes son diversas vitaminas, minerales y fitoquímicos que se encuentran en las plantas y algunos productos animales. Los antioxidantes actúan neutralizando los efectos de los radicales libres y, a veces, se los denomina «captadores de radicales libres».

Los médicos dicen que los radicales libres ocurren cuando la oxidación en el cuerpo crea moléculas inestables. Estos «radicales libres» roban electrones de otras moléculas, lo que puede provocar daños en el ADN de las células. Demasiadas de estas moléculas reactivas inestables en el cuerpo pueden resultar en ciertas enfermedades crónicas que son difíciles de tratar.

Los antioxidantes son esenciales para la función adecuada de los riñones, el hígado y la digestión. Los captadores de radicales libres también son necesarios para reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y cáncer.

Los investigadores dicen que la razón por la que es importante comer alimentos ricos en antioxidantes es que el cuerpo no puede producir algunas vitaminas antioxidantes. Disfrutar de una dieta bien equilibrada que incluya antioxidantes ayuda a mantener el equilibrio adecuado para ayudar a mejorar su salud.

Veamos brevemente los mejores antioxidantes que pueden contribuir a una buena salud y una mejor piel:

  1. Betacaroteno.
    El betacaroteno es el pigmento antioxidante que da a muchas frutas y verduras sus colores brillantes. Los estudios han demostrado que el betacaroteno puede promover la buena salud cuando se ingiere lo suficiente en su dieta. El betacaroteno se convierte en vitamina A y se ha relacionado con un sistema inmunológico más fuerte, una buena visión y un menor riesgo de cáncer y enfermedades cardíacas.
  2. Vitamina C.
    Uno de los antioxidantes más conocidos es la vitamina C, que se encuentra en frutas cítricas, pimientos morrones, verduras y bayas. Las investigaciones han demostrado que las propiedades antioxidantes de la vitamina C ayudan a proteger al cuerpo del efecto dañino de los radicales libres. La vitamina C se ha relacionado con un sistema inmunológico saludable con menos infecciones, mejor visión, mejor salud del corazón y menor riesgo de cáncer.
  3. Vitamina E.
    Otra vitamina con una poderosa actividad antioxidante es la vitamina E. Los estudios han demostrado que todas las formas de vitamina E ayudan a neutralizar los efectos de los radicales libres y también a reducir la inflamación. Muchas nueces, semillas y aceites saludables son buenas fuentes de vitamina E.
  4. Licopeno.
    El licopeno es un antioxidante que se encuentra en tomates y alimentos a base de tomate. Este tipo de antioxidante es una forma de vitamina A que tiene propiedades captadoras de radicales libres. Una dieta rica en licopeno se ha relacionado con una mejor salud cardiovascular y menos casos de cáncer.
  5. Luteína.
    La luteína es un carotenoide y una de las vitaminas antioxidantes que es esencial para una buena visión y para proteger contra la degeneración macular relacionada con la edad. Algunos estudios han encontrado que la luteína ayuda a prevenir los efectos dañinos del estrés oxidativo en la retina que, a su vez, protege contra las enfermedades oculares.
  6. zeaxantina.
    La zeaxantina es otro antioxidante que, junto con la luteína, ayuda a proteger su visión del daño que pueden hacer los radicales libres. La zeaxantina también es un carotenoide y da a los alimentos como las zanahorias, el salmón y los huevos su color naranja o amarillo.
  7. Bioflavonoides.
    Las sustancias antioxidantes naturales llamadas bioflavonoides se encuentran en muchas verduras, plantas, té y vino. Los flavonoides cubren muchos tipos de antioxidantes que incluyen fitoestrógenos, flavonoides, flavonas, antocianinas, catequinas y polifenoles. Los estudios han demostrado que los flavonoides tienen una actividad de captación de radicales libres para ayudar a reducir la inflamación, estimular la función cognitiva, mantener los huesos sanos y mejorar la salud cardiovascular.
  8. Manganeso.
    Los alimentos que contienen manganeso pueden ayudar a proteger la integridad de sus células ya que combate el daño oxidativo.
  9. Selenio.
    Un mineral antioxidante importante es el selenio porque ayuda a prevenir el estrés oxidativo que puede dañar el ADN en las células. Asegurarse de que su dieta incluya alimentos ricos en selenio, como nueces de Brasil, pollo y mariscos, puede ayudar a proteger contra diversas enfermedades crónicas.
  10. Coenzima Q10.
    La coenzima Q10 (CoQ10) es un importante antioxidante que reduce la inflamación y neutraliza la actividad de los radicales libres. Los estudios han demostrado que la CoQ10 puede ser un suplemento antioxidante beneficioso para ayudar a recuperarse mejor después de la cirugía. El antioxidante CoQ10 también es importante para una buena salud dental.
  11. Ácido alfa lipoico (ALA).
    Otro antioxidante importante que se encuentra en alimentos como las espinacas, los tomates, las zanahorias, la remolacha y el brócoli es el ácido alfa lipoico. Este eliminador de radicales libres ayuda a proteger contra enfermedades neurodegenerativas, diabetes, cataratas y enfermedades relacionadas con la edad.

Los Beneficios de los antioxidantes.

Los alimentos antioxidantes son buenos para ayudar a proteger su salud de los efectos negativos de los radicales libres.

Los investigadores explican que la acumulación de radicales libres puede provocar estrés oxidativo. Los radicales libres resultan como una parte normal del metabolismo celular. Sin embargo, factores ambientales como la contaminación, la radiación y el humo del cigarrillo pueden agravar el problema del estrés oxidativo.

Los beneficios de los antioxidantes son que ayudan a proteger su cuerpo de enfermedades degenerativas y crónicas causadas por el estrés oxidativo. Reducir la cantidad de radicales libres puede ayudar a prevenir enfermedades como la enfermedad de Alzheimer, enfermedades cardiovasculares, trastornos autoinmunes, cáncer y problemas de visión.

Veamos con más detalle los muchos beneficios que obtiene al disfrutar de una dieta rica en antioxidantes.

1 Promover la buena salud cardiovascular.
La vitamina C es un poderoso antioxidante que tiene una serie de beneficios para el corazón y el sistema vascular.

Un estudio de 2015 encontró que una alta ingesta de alimentos antioxidantes ricos en vitamina C está relacionada con casos más bajos de enfermedad cardíaca.

Otra forma en que los antioxidantes protegen la salud de su corazón es que ayudan a reducir la presión arterial. Los estudios han demostrado que los captadores de radicales libres como la vitamina A, la vitamina C, la vitamina E, los flavonoides, la CoQ10 y el ALA tienen un efecto hipotensor (disminución de la presión arterial).

2 Impulsar la salud cognitiva.
Las vitaminas y minerales antioxidantes también son esenciales para mantener sano el cerebro y ayudar a prevenir enfermedades cognitivas relacionadas con la edad.

Algunos informes indican que los alimentos ricos en antioxidantes pueden actuar como antidepresivos naturales. Por ejemplo, abordar las deficiencias de vitaminas A, C y E puede ayudar a mejorar los síntomas de los trastornos mentales relacionados con el estrés. Los suplementos antioxidantes pueden ayudar a mejorar los síntomas en algunas personas con trastorno de pánico general.

Otros alimentos ricos en vitaminas y bebidas antioxidantes como el té también pueden ayudar a mejorar la salud cognitiva. Los carotenoides, los flavonoides y las vitaminas C y E ayudan a mejorar la salud del cerebro. Aunque algunos estudios no son concluyentes, existe evidencia de que incluir alimentos antioxidantes en su dieta tiene un efecto positivo en la salud mental.

Además de los antioxidantes que ayudan a aumentar el poder de su cerebro, aprenda sobre formas de aumentar la dopamina de forma natural para ayudar a mejorar el estado de ánimo y mejorar los sentimientos de depresión.

3 Fortalezca su sistema inmunológico.
Reducir los efectos de las especies reactivas de oxígeno (ROS) ayuda a limitar el estrés que causan en su sistema inmunológico. Esto significa que una dieta rica en alimentos antioxidantes puede ayudar a prevenir infecciones o incluso prevenirlas en primer lugar.

Los investigadores dicen que es necesario mantener un delicado equilibrio entre los radicales libres y los antioxidantes para mantener las defensas inmunológicas de su cuerpo. Los compuestos antioxidantes como el selenio, las vitaminas C y A, el betacaroteno y la CoQ10 tienen una fuerte actividad antioxidante.

Obtener la cantidad requerida de antioxidantes es necesario para una respuesta inmune saludable en el cuerpo y para prevenir una serie de afecciones autoinmunes. Los antioxidantes trabajan para proteger sus células del daño al limitar el efecto dañino de los radicales libres.

Aumentar su inmunidad con los antioxidantes adecuados puede ayudar a prevenir enfermedades como el cáncer, la artritis reumatoide, la enfermedad de Parkinson y otras afecciones relacionadas con la inflamación.

Sin embargo, los investigadores también advierten sobre la ingesta excesiva de suplementos antioxidantes. Una ingesta excesiva de antioxidantes puede tener un efecto prooxidante y provocar determinadas enfermedades.

4 Ayuda en la prevención del cáncer.
Debido a que los antioxidantes eliminan los radicales libres y ayudan a prevenir el daño celular, los antioxidantes son importantes para la protección contra el cáncer.

El Instituto Nacional del Cáncer informa que la actividad de los radicales libres puede desempeñar un papel en el desarrollo de ciertos cánceres. El cuerpo utiliza antioxidantes de fuentes dietéticas para neutralizar el efecto de los radicales libres. Las frutas, las verduras y los cereales son buenos alimentos antioxidantes.

Algunos estudios muestran que no existe evidencia concluyente sobre los beneficios de tomar suplementos antioxidantes para prevenir enfermedades crónicas como el cáncer. Sin embargo, hay informes que indican que algunos tipos de antioxidantes pueden ayudar a limitar el exceso de ROS durante los tratamientos de quimioterapia. Por ejemplo, el selenio, la vitamina C, la vitamina E y los carotenoides pueden ayudar a retardar o prevenir la propagación de ciertas células cancerosas.

Si está en tratamiento contra el cáncer, es importante que hable con su médico sobre el uso de antioxidantes junto con la terapia contra el cáncer.

5 Necesario para una buena visión.
La luteína, la zeaxantina, el betacaroteno y la vitamina C son los mejores antioxidantes para prevenir los problemas de la vista relacionados con el estrés oxidativo.

Un análisis de 2017 sobre el papel de los antioxidantes y la buena visión encontró que consumir alimentos antioxidantes puede reducir el riesgo de cataratas, degeneración macular relacionada con la edad y glaucoma. Se descubrió que tener una dieta rica en frutas y verduras y limitar la carne roja ayuda a proteger contra los problemas de visión relacionados con la edad.

La Asociación Americana de Optometría recomienda consumir 5 porciones de frutas y verduras todos los días para ayudar a reducir los efectos del estrés oxidativo en la vista. Además, 2 porciones de nueces pueden ayudarlo a obtener suficientes antioxidantes de vitamina E.

6 Puede reducir el riesgo de artritis reumatoide.
El consumo de muchos alimentos antioxidantes ayuda a reducir la carga de estrés causada por la oxidación y puede prevenir la artritis reumatoide.

Debido a que los antioxidantes reducen la inflamación al neutralizar las especies reactivas del oxígeno, pueden ser útiles en el manejo de la artritis reumatoide.

Un pequeño estudio piloto abierto que involucró a 8 mujeres encontró que el aumento de los niveles de antioxidantes ayudó a reducir los síntomas de la artritis reumatoide. Los altos niveles séricos de antioxidantes también ayudaron a reducir los marcadores de estrés oxidativo.

Sin embargo, los resultados de una gran cantidad de estudios no encontraron un vínculo entre la reducción del riesgo de artritis reumatoide y el aumento de la ingesta de antioxidantes. Los investigadores reconocieron que esto podría deberse al hecho de que muchos otros factores están involucrados en el desarrollo de enfermedades autoinmunes.

7 Promueven la buena salud del hígado y los riñones.
Aumentar la cantidad de alimentos ricos en antioxidantes en su dieta también beneficia su función hepática y renal.

Los antioxidantes son necesarios para prevenir los radicales libres en el hígado que causan estrés oxidativo. Los antioxidantes dietéticos ayudan a mantener el equilibrio oxidativo / antioxidante y pueden prevenir o ayudar a tratar enfermedades relacionadas con el hígado.

Un estudio destacó que la poderosa vitamina C antioxidante puede ayudar a mejorar la salud de los riñones. La enfermedad renal puede aumentar los niveles de radicales libres en el cuerpo. El aumento de los niveles de vitamina C donde hay una deficiencia puede ayudar a reparar el daño oxidativo en los riñones.

Es bueno recordar que los investigadores dicen que el papel del estrés oxidativo en la enfermedad hepática y renal es complicado. Sin embargo, existe suficiente evidencia para sugerir que los antioxidantes juegan un papel crucial en el mantenimiento de la salud de los órganos.

Una forma de prevenir un aumento del estrés oxidativo en su cuerpo es evitar hábitos peligrosos que dañen su hígado. También puede incluir en su dieta algunos de los mejores alimentos científicamente probados para limpiar su hígado, así como estos alimentos probados para la salud de los riñones.

8 Ayude a mantener su piel sana.
Uno de los beneficios para la salud de los antioxidantes es que mantienen la piel con un aspecto saludable y la protegen contra los signos visibles del envejecimiento.

Los investigadores han descubierto que los radicales libres pueden dañar las células de la piel y la estructura del colágeno. Esto puede conducir a un fotoenvejecimiento causado por la exposición repetida a la radiación ultravioleta, que provoca líneas finas y arrugas, e incluso cáncer de piel. Los antioxidantes como las vitaminas A, C y E, así como la CoQ10 y el ácido alfa lipoico limitan el estrés oxidativo y tienen muchos beneficios para la piel.

Una investigación del 2014 encontró que aumentar los alimentos cargados con antioxidantes como la vitamina C y E puede ayudar a proteger contra el daño solar. Las dietas ricas en carotenoides también brindan protección contra el daño de los radicales libres.

Los antioxidantes pueden beneficiar tu piel si sufres de acné. Algunos estudios encontraron que las personas con acné a menudo tienen deficiencias de vitamina A, vitamina E y selenio. Existe alguna evidencia de que una dieta rica en antioxidantes puede ayudar a mejorar los síntomas del acné.

9 Puede ayudar a retrasar las enfermedades relacionadas con la edad.
La ingesta adecuada de antioxidantes en su dieta puede ayudar a prevenir diversas enfermedades relacionadas con el proceso de envejecimiento.

Los científicos han descubierto que consumir frutas y verduras repletas de antioxidantes puede retrasar el proceso de envejecimiento. Los antioxidantes como los polifenoles pueden desempeñar un papel en la prevención de enfermedades crónicas como las enfermedades cardiovasculares, las enfermedades neurodegenerativas y el cáncer.

La razón por la que los antioxidantes benefician el proceso de envejecimiento es que ayudan a limitar el efecto de la actividad de los radicales libres.

loading...

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
A %d blogueros les gusta esto: