Defensa del Consumo de Las Frutas

  • La mejor defensa del consumo e las frutas se basa en su abundancia en antioxidantes y nutrientes naturales
  • Hoy en día consumimos demasiada Azúcar
  • Algunas dietas están evitando consumir frutas.
  • Consumir frutas enteras es saludable por su abundancia en fibra

Una Defensa del Consumo de Las FrutasLos expertos coinciden en que hoy en día estamos consumiendo demasiada azúcar, lo que está contribuyendo con la obesidad y otros problemas de salud. Sin embargo, en el afán de evitar el azúcar, muchas personas optan por una dieta baja en carbohidratos y otros incluso están evitando las frutas. Sin embargo, la fruta fresca no debe convertirse en una víctima de la guerra contra el azúcar, esto lo dicen muchos expertos en nutrición.

El Dr. David Ludwig, director del Centro de Prevención de la Obesidad  en el Hospital Infantil de Boston, indica que el azúcar que se consume en la fruta no está vinculado a ningún efecto adverso para la salud, no importa cuánto coma. En un artículo publicado en el The Journal of the American Medical Association , se citan estudios  que demuestran que el aumento del consumo de frutas está ligada a la reducción del peso corporal y un menor riesgo de enfermedades asociadas a la obesidad.

Las frutas enteras, explica el Dr. David Ludwing, contienen una abundancia de antioxidantes y nutrientes saludables, y su estructura celular, esta repleta de fibra, que nos hace sentir llenos y proporciona otros beneficios metabólicos. Cuando muerde una manzana, por ejemplo, la fibra de la fruta ayuda a retardar la absorción de la fructosa, que es el azúcar principal de la mayoría de las frutas. Pero la fibra no los es todo.

«No se puede tomar un vaso de 8 onzas de refresco de cola y añadir una porción de Metamucil y crear un alimento saludable,» indica el Dr. Ludwig. «A pesar de que la relación de fructosa a fibra puede ser la misma de una manzana, los efectos biológicos son muy diferentes.»

La fibra proporciona «su mayor beneficio cuando las paredes de las células que lo contienen se mantienen intactas,» . Los azúcares son prácticamente secuestradas eficazmente en las células de la fruta, y se necesita tiempo para que el tracto digestivo  rompa esas células. Por lo tanto, los azúcares entran al torrente sanguíneo lentamente, dando al hígado más tiempo para metabolizarlo. Cuatro manzanas pueden contener la misma cantidad de azúcar que 24 onzas de un refresco, pero el lento ritmo de absorción reduce al mínimo cualquier aumento del azúcar en la sangre. Incrementos bruscos y repetidos de azúcar en la sangre hacen el trabajo más duro del  páncreas pueden contribuir a la resistencia a la insulina, lo que aumenta el riesgo de diabetes tipo 2.

La Fruta también puede ayudarnos a dejar de  comer en exceso, indica el Dr. Ludwig, por hacernos sentir más plenos y satisfechos. A diferencia de los alimentos procesados, los cuales generalmente son digeridos en los primeros pies de nuestros intestinos, la fruta rica en fibra se descompone más lentamente, de modo que se desplaza mucho más a lo largo a través del tracto digestivo, lo que provocá las hormonas de la saciedad que tienden a agruparse más abajo en el intestino delgado.

Otro experto en nutrición, el Dr. Robert Lustig, profesor de pediatría de la Universidad de California, en San Francisco, indica que el  azúcar es «tóxica» a dosis altas , es  un fan de la fruta . «En lo que a mí respecta, la fibra es la razón para comer fruta», ya que promueve la saciedad y la lenta liberación del azúcar. Se añade un tercer beneficio de la fibra: cambia nuestros «flora intestinal», o microbioma, ayudando a diferentes especies de bacterias saludables.

Ningún médico favorece ciertas frutas sobre otras. Pero el Dr. David L. Katz, director del Centro de Investigación Preventiva de la Universidad de Yale, recomienda que «para maximizar el beneficio, hay que tener una variedad de frutas» . Se aconseja «comer el arco iris», es decir de diferentes colores ya que estas tienen diferentes tipos de antioxidantes y nutrientes.

Los tres expertos advierten contra el jugo  de  fruta. Algunos cambios  tienen lugar cuando se convierte la fruta en líquida. La masticación de la fruta entera ralentiza su consumo, indica el Dr. Katz, en comparación cuando se consume en jugos que  no sólo hace que sea más fácil de ingerir más calorías, sino que induce a incrementos más rápido de la fructosa sangre.

Además, indica, con el jugo » se reducen algunos de los beneficios de la fibra metabólica mediante su pulverización ; que cambia su estructura física. «Los jugos producidos comercialmente son preocupantes, ya que a menudo se filtran, y se elimina la fibra por completo.

Las frutas secas también tienen una desventaja: volumen . Los frutos secos concentra esencialmente las calorías y el azúcar en paquetes más pequeños, por lo que es más fácil de consumir un exceso de calorías. Sin embargo, la fruta seca es mejor que el jugo,  ya que preserva la estructura celular de la fruta, junto con su beneficios para la  salud.

La jerarquía recomendad del Dr. Katz es la siguinete:  fruta fresca, seguido de cerca por los frutos secos, frutos secos tratado en un distante tercer lugar, y el jugo en el cuarto lugar.

Ref: http://well.blogs.nytimes.com/2013/07/31/making-the-case-for-eating-fruit/

Tambien te puede interesar: ¿ Realmente el Azúcar de las Frutas Hace que La Insulina se Dispare?

loading...

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
A %d blogueros les gusta esto: