LA TORONJA se creó en el siglo 18  por el cruce de una naranja con un pomelo. El resultado fue una fruta que creció en racimos similares a las uvas, de ahí el nombre de grapefruit en inglés. La mayoría de la gente piensa en la toronja como una parte saludable, deliciosa y nutritiva de su dieta. Después de todo, esta fruta cítrica grande está llena de vitamina C. De hecho, comer la mitad de una toronja le proporcionará aproximadamente el 63 por ciento de su requerimiento diario de vitamina C y solo 52 calorías.

cuidado con la toronja

La toronja es una excelente fuente de antioxidantes que combaten enfermedades como el licopeno y el betacaroteno. La fruta también contiene minerales como manganeso, zinc y cobre, así como fitonutrientes, que promueven la salud. Los posibles beneficios para la salud de la toronja incluyen pérdida de peso, menor riesgo de accidente cerebrovascular, cáncer, asma, presión arterial alta y piel más clara.

A pesar de todos estos posibles beneficios para la salud, las personas deben tener cuidado al consumir esta supuesta ‘súper fruta’ porque la toronja puede ser dañina para su salud de las siguientes maneras …

1. La toronja puede contribuir a la insuficiencia renal

Aunque algunas investigaciones científicas han encontrado que la toronja puede reducir la incidencia de cálculos renales debido a sus propiedades ácidas, otras investigaciones han demostrado que la toronja puede ser dañina para las personas con enfermedad renal preexistente. Esto se debe a que las toronjas contienen grandes cantidades de potasio.

El exceso de potasio puede ser dañino si sus riñones ya están comprometidos en su funcionamiento. Se supone que los riñones filtran el exceso de minerales de la sangre. La hiperpotasemia se produce cuando se acumulan altos niveles de potasio en la sangre y los riñones no pueden eliminarlo. La hiperpotasemia grave puede provocar un paro cardíaco y la muerte. Por lo tanto, si tiene una enfermedad renal, debe tener cuidado de no incluir cantidades excesivas de toronja en su dieta.

2. La toronja puede empeorar los síntomas de ERGE

Se estima que hasta el 40 por ciento de la población se ve afectada por ERGE (enfermedad por reflujo gastroesofágico). Esta condición se asocia comúnmente con acidez e indigestión. La investigación ha establecido un vínculo entre esta enfermedad y el exceso de ácido en la dieta de las personas. La toronja contiene una gran cantidad de ácido cítrico.

Para aquellos que tienen ERGE , comer toronja puede resultar en un aumento de los síntomas, especialmente acidez de estómago. La medicación sola no resuelve los síntomas. Esto se debe a que cuando su estómago tiene reflujo, una enzima del estómago llamada pepsina también aumenta y se eleva. La pepsina no se ve afectada por los medicamentos contra el reflujo. Por lo tanto, si tiene o es propenso a la ERGE, es posible que deba minimizar o eliminar la toronja de su dieta.

3. La toronja puede reducir la absorción de ciertos medicamentos

La toronja es un alimento básico para muchos. Una quinta parte de los canadienses consume toronja o jugo de toronja en el desayuno, que también coincide con la hora del día en que se toman la mayoría de los medicamentos. Lo que la mayoría de la gente no se da cuenta es que la toronja contiene sustancias que interfieren con el transporte de ciertos medicamentos dentro del cuerpo. Hacen esto uniéndose a los sitios receptores específicos de estos medicamentos, evitando así el transporte de estos medicamentos al interior de las células.

Esto da como resultado una absorción significativamente menor del fármaco y minimiza o elimina por completo la eficacia del fármaco. Uno de los medicamentos afectados es la fexofenadina (nombre de marca Allegra). Este medicamento está disponible tanto con receta como sin receta. Se prescribe comúnmente para el alivio de alergias ambientales. Además de la toronja, otros jugos como la manzana y la naranja también pueden disminuir la efectividad de este medicamento.

4. La toronja interactúa negativamente con la mayoría de los medicamentos

La toronja interactúa con más medicamentos que cualquier otra sustancia conocida. En el último recuento, la toronja estuvo implicada en reacciones adversas con 85 medicamentos diferentes y ese número sigue aumentando. El escalonamiento del tiempo entre el consumo de toronja o jugo de toronja y el consumo de medicamentos no ayuda.

La toronja permanece en su sistema durante más de 24 horas una vez ingerida y durante todo ese tiempo interactuará con los medicamentos. Las personas de 45 años o más compran la mayor cantidad de toronjas y la mayor cantidad de medicamentos. Este número aumenta con la edad. Los adultos mayores tienen más problemas médicos que los más jóvenes, lo que los hace aún más vulnerables a los efectos adversos de las interacciones farmacológicas con la toronja.

5. La toronja puede ser mortal

De los 85 medicamentos conocidos con los que la toronja interactúa negativamente, 43 pueden tener reacciones adversas graves. Los efectos secundarios pueden incluir insuficiencia renal, insuficiencia respiratoria, hemorragia gastrointestinal y muerte súbita. Esto se debe a que la toronja aumenta sustancialmente la potencia de la mayoría de los medicamentos. El farmacólogo David Baily estima que «tomar una tableta con un vaso de jugo de toronja es como tomar 20 tabletas con un vaso de agua».

Esta potencia aumentada da como resultado niveles involuntariamente altos y tóxicos de un medicamento en el torrente sanguíneo de una persona y puede provocar complicaciones que resulten en la muerte. Se cree que las furanocumarinas como la bergamotina que se encuentran en el jugo de toronja son responsables de este peligroso efecto secundario. Estos compuestos bloquean la enzima del intestino delgado (CYP3A4) que ayuda en el metabolismo y descomposición de los medicamentos.

6. Medicamentos que interactúan con la toronja

La toronja puede causar reacciones adversas graves con medicamentos para el colesterol (estatinas), antihistamínicos, medicamentos para la presión arterial (bloqueadores de los canales de calcio), medicamentos psiquiátricos, medicamentos intestinales, inmunosupresores, analgésicos, Viagra, medicamentos contra el VIH y medicamentos para el corazón, por nombrar algunos.

Al tomar cualquiera de estos medicamentos, el mejor consejo sería excluir la toronja o el jugo de toronja de su dieta y consultar a su farmacéutico o médico de familia para verificar si hay interacciones negativas.

Para más información reclama tu reporte GRATIS:» Hábitos Saludables «

loading...

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
A %d blogueros les gusta esto: