7. Las fresas

 

las fresas

Las fresas son buenas para el dolor crónico

Las fresas jugosas y deliciosas ayudan a tener los niveles más bajos de proteína C-reactiva (CRP) en la sangre, una señal de la inflamación en el cuerpo. Niveles elevados de PCR se asocian con un mayor riesgo de enfermedades del corazón, derrame cerebral y la artritis reumatoide.
Las fresas también están llenas de vitamina C , un antioxidante con potentes propiedades reductoras del dolor. Se pueden ingerir frescas o congeladas. Puede agregar las fresas en su cereal o yogur, o disfrutar de ellos como un aperitivo o postre.

8. Las hojas de la alholva

hojas de alholva

Debido a sus propiedades antioxidantes, el fenogreco también puede reducir la inflamación crónica

Estas hojas verdes tienen un contenido alto de hierro, así como la vitamina K, que ayuda a mantener los huesos fuertes y articulaciones sanas. Un estudio ha demostrado que las personas mayores que tienen cantidades adecuadas de vitamina K son menos propensos a desarrollar osteoartritis en comparación con los que tienen deficiencia de vitamina K.
Debido a sus propiedades antioxidantes, el fenogreco también puede reducir la inflamación crónica. La inflamación crónica se asocia a menudo con dolor en las articulaciones, enfermedades del corazón, la demencia y, a veces cáncer. Al reducir la inflamación, el fenogreco puede reducir el riesgo de varias enfermedades crónicas y cáncer.siguiete pagina

loading...

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
A %d blogueros les gusta esto: