Los expertos en cabello y nutrición aseguran que la caída capilar está relacionada con la alimentación ya que una de las partes de la estructura del cabello está compuesta por proteínas.

dieta para el cabello

En ese sentido a través del portal www.telva.com   la experta en nutrición Leticia B. Carrera,  directora del centro Felicidad Carrera es muy clara al respecto y nos indica que  “tanto una dieta vegetariana como un ayuno y una dieta hipoproteica o muy baja en calorías, si no son controladas por un especialista, pueden causar la pérdida del cabello”.

Los expertos nos indican que “es muy importante consumir vitaminas A (zanahorias, calabaza),B (legumbres) y C (kiwi, pomelo, naranjas) y minerales como el cobre, el hierro y sobre todo el zinc, sin duda el más importante presentes todos ellos en el marisco, por ejemplo”.
La biotina del huevo se convierte en un nutriente fundamental para el anclaje del folículo piloso al cuero cabelludo.
Y en cuanto a la carne, es fundamental para una buena salud capilar aunque tampoco es recomendable en exceso,
La carencia de hierro en tu dieta, la falta de ejercicio y el estrés también pueden favorecer la caída de tu pelo.

Otros malos hábitos como dormir poco, la falta de higiene, comer mal, no hacer ejercicio, beber poca agua… también hacen que el pelo se caiga más y por supuesto a menudo una de las causas de la debilidad y caída del pelo es un incorrecto aporte nutricional sin vitaminas para el pelo.

ALIMENTOS QUE COMBATEN LA CAÍDA DE PELO

Nueces: Contienen grasas que contribuyen a mantener la elastina de la fibra capilar y estimular su crecimiento. Si no tomas suficientes grasas omega 3, tu pelo se volverá más frágil y se caerá. Ademas, contienen zinc, selenio y vitaminas del grupo B como otros frutos secos que también cumplen esa función anticaída.

Huevos: Nada como añadir huevo a tus menús para un pelo más fuerte. “Es rico en biotina, uno de los micronutrientes clave para la salud del cabello”, apunta Leticia B. Carrera. Además, está cargado de nutrientes esenciales como proteínas, vitamina B12, hierro, zinc y ácidos grasos omega 6 en grandes dosis además de vitamina B7 de gran ayuda contra la caída de pelo. Tener deficiencias o carencias de estas vitaminas puede desencadenar un pelo de peor calidad, fino y con propensión a la caída.

la espinacaEspinacas: La falta de hierro es una de las causas más importantes de pérdida de cabello, y la más fácil de tratar. Sólo tienes que añadir a tus platos vegetales de hoja verde como las espinacas, ricas en este mineral además de folatos, betacarotenos y vitamina B que mantienen los folículos pilosos sanos y la grasa del cuero cabelludo en perfecto estado.

Salmón y pescado blanco: El pescado azul y blanco y concretamente pescados como el salmón, las sardinas o el fletán o la merluza son ricos en magnesio que contribuye al crecimiento capilar. La carencia de este mineral también puede ocasionar que pierdas más cabellos de la cuenta. Así que, no te falten en tu nevera.

Zanahoria y calabaza: Ricas en vitamina A, contribuyen a mantener las grasas de tu cuero cabelludo y que tu pelo crezca sano, fuerte y brillante.
Más acelgas, coles y pak choi en tus wok: Algunos expertos que tratan la pérdida de cabello examinan sus niveles de ferritina, que detectan si tu cuerpo y tu melena tienen un buen nivel de hierro. Así que que no te falten verduras como el pak choi o las acelgas en tus woks ricos en ferritina y vitamina A, C, B y K, calcio y potasio, fundamentales para una melena sana.

Yogur griego: Además de como mascarilla facial, el yogur griego tiene infinidad de beneficios para un pelo más fuerte. Y sus versiones de bajo contenido de grasa tienen vitamina B5 y vitamina D que están vinculados a la salud del folículo piloso y a su anclaje al cuero cabelludo.
Legumbres, guisantes, semillas y carne roja y magra (cordero, cerdo, pollo…) que aportan proteinas, hierro, zinc y biotina además de vitaminas del grupo B esenciales para un buen pelo.

Mariscos: Son ricos en cobre, selenio y zinc, un componente muy importante para la síntesis de melanina del pelo.

Avena y otros cereales integrales: Contienen una alta concentración de otros nutrientes esenciales como el zinc, hierro y ácidos grasos omega-6 o también conocidos como ácidos grasos poliinsaturados para ayudarte a que crezca más pelo en tu melena. Inclúyelos en tu desayuno al menos dos o tres días a la semana.

Almendras: Contienen magnesio que activa las reacciones enzimáticas importantes para evitar la caída de tu pelo y fomentar la salud capilar.

Referencia:

www.telva.com/belleza/dietas/2017/09/17/59bed95422601d8b338b45ca.html

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Bajar de peso5