granada

¿Realmente la granada  contrarresta el proceso de envejecimiento?

Hasta ahora, la pruebas científicas habían sido bastante débil.

Un equipo de científicos  dirigido por investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza),  y la compañía Amazentis se propusieron explorar  más de cerca a los secretos de esta fruta  color roja. Descubrieron que una molécula de las granadas, es transformado por los microorganismos en el intestino, y permite a las células musculares protegerse contra una de las principales causas del envejecimiento. En pruebas con animales, el efecto es poco menos que increíble. Los ensayos clínicos en humanos están actualmente en marcha, pero estos hallazgos iniciales ya han sido publicados en la revista Nature Medicine .

Concretamente, el estudio, publicado en la revista «Nature Medicine», muestra que la urolitina A, metabolito producido por nuestra flora intestinal a partir de unos compuestos que se encuentran en las granadas, es capaz de potenciar la renovación de las mitocondrias –esto es, los orgánulos responsables de generar la energía de las células– y, así, evitar el deterioro muscular asociado a la edad. O así sucede, cuando menos, en modelos animales.

A medida que envejecemos, nuestras células se esfuerzan cada vez más para reciclar sus energía. Las mitocondrias  ya no son capaces de llevar a cabo su función vital, por lo tanto se acumulan en la célula. Esta degradación afecta la salud de muchos tejidos, incluyendo los músculos, que se debilitan gradualmente a lo largo de los años. Una acumulación de mitocondrias disfuncionales también son sospechosas de jugar un papel en otras enfermedades del envejecimiento, tales como la enfermedad de Parkinson.

Antes de salir a abastecerse de granadas, sin embargo, las granadas no contienen urolitina A. Y es que las granadas solo contienen unos precursores –los ‘elagitaninos’, taninos hidrolizables también presentes en otras frutas y las nueces– que posteriormente serán degradados a esta urolitina A por las bacterias que componen nuestra flora intestinal. Y a veces, ni eso: la cantidad de urolitina A producida por el microbioma varía de forma muy significativa entre las personas, habiendo incluso individuos que no son capaces de producirla. Si eres uno de los desafortunados, es posible que el jugo de granada  no le hará ningún bien.

Chris Rinsch, co-autor concluye  la investigación indicando, «la función de la urolitina A es el producto de millones de años de evolución paralela entre plantas, bacterias y animales. Y los precursores de la urolitina A se encuentran, además de en las granadas, en las nueces y las bayas, aunque en menor cantidad. Pero en primer lugar, la bacteria debe ser capaz de digerirlos para producir la urolitina A en nuestros intestinos».

Bueno, con esta explicación queda claro del porque la Granada es recomendado para el antienvejecimiento.

Referencias:

http://medicalxpress.com/news/2016-07-pomegranate-reveals-powerful-anti-aging-secret.html

http://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-desvelado-poderoso-efecto-antienvejecimiento-granadas-201607111648_noticia.html

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Bajar de peso5