La confusión sur ge por el panorama es muy diferente en términos culinarios. Una gran cantidad de alimentos que son (botánicamente hablando)  frutas, pero que son saladas en lugar de dulces. Esto incluye frutas tales  como berenjenas, pimientos y tomates.

El  debate entre vegetales a veces puede llegar a tal extremo que se ha tenido que sacar la ley. Es el caso de 1893 del Tribunal Supremo  de Estados Unidos, por ley de la corte indicaron por unanimidad que los tomate importados deberían ser gravado como un vegetal, en lugar de como una fruta (menos gravado). El tribunal reconoció que el tomate es una fruta botánica, pero para este caso prevalecía las definiciones  “ordinarias” de frutas y verduras  que se usan en la cocina.

Tambien surgen otras controversias, por ejemplo ¿  la Fresa es una verdura ?,pues tiene sus semillas afuera.

En realidad no es ni fruta ni verdura.

La fresa pertenece al grupo de las infrutescencias, un fruto que nace junto a otro de tal forma que en conjunto parecen una fruta completa; es el resultado de la fecundación de inflorescencias. Por tanto, aquellos puntitos amarillos que crecen alrededor de la fresa son en realidad frutos pequeños, y no semillas como se piensa.

Además de las fresas podemos mencionar,  los higos y las piñas, que si observas detenidamente son un conjunto de frutos que crecen a partir de un cuerpo carnoso.

Referencia:  http://www.livescience.com/33991-difference-fruits-vegetables.html