La obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas en los Estados Unidos. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la cantidad de estadounidenses obesos sigue en aumento. De hecho, el 30 por ciento de los adultos mayores de 20 años -más de 60 millones de personas- son obesos, lo que significa que tienen 30 libras de sobrepeso y un IMC o índice de masa corporal (una medida de grasa corporal) de más de 30 .

perder peso para tener un corazon sano
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • LinkedIn

La obesidad está en aumento

Uno de los objetivos de los Institutos Nacionales de Salud es reducir la obesidad entre los adultos. Sin embargo, los datos actuales sugieren que la situación está empeorando. Debido al aumento en las tasas de obesidad infantil, la esperanza de vida para el estadounidense promedio podría disminuir de dos a cinco años en las próximas décadas, a menos que se realicen grandes esfuerzos para desacelerar las crecientes tasas de obesidad.

Además, la obesidad es un factor de riesgo para la enfermedad cardíaca y otras complicaciones graves para la salud:

  • La obesidad es un factor de riesgo para la diabetes tipo 2, la presión arterial alta y el colesterol alto. Tener estos trastornos al mismo tiempo es una condición llamada síndrome metabólico, que puede conducir a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca y renal.
  • La presión arterial alta, un factor de riesgo para la enfermedad cardíaca, es dos veces más común en adultos obesos que en aquellos que tienen un peso saludable.
  • La obesidad también puede conducir a la artritis, que es causada por el estrés en sus articulaciones.

Un posible desencadenante de enfermedad cardíaca

La obesidad, el colesterol alto y la presión arterial alta son una agrupación común de factores de riesgo para las personas con enfermedades del corazón. La gestión de todos estos factores de riesgo ayudará a reducir el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Lo que puedes hacer hoy

El sobrepeso y la obesidad juntos representan la causa de muerte prevenible número dos en los Estados Unidos después de fumar. Hay muchas cosas que puede hacer para controlar su peso y ayudar a controlar su riesgo de enfermedad cardíaca:

  • Desarrolle un plan de dieta y ejercicio que considere realista y que pueda mantener.
  • Hable con su médico sobre los medicamentos que pueden ayudar a controlar sus factores de riesgo de enfermedad cardíaca. Si le recetan medicamentos, tómelos exactamente según las indicaciones y durante el tiempo que su médico lo recomiende.
  • Resuelva hoy tener un objetivo más saludable para lograr bajar de peso.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This