Beneficios para la salud de un tallo de apio

Todos hemos oído las innumerables alabanzas a las hojas verdes como el brócoli, la espinaca, las frutas y fibrosas como las manzanas y naranjas. Pero, ¿quién ha oído hablar de los fabulosos beneficios para la salud de un tallo de apio?

El apio sigue siendo una de las hortalizas verdes más subestimados de nuestro tiempo.  Sin embargo, el apio es más de lo que parece. Usualmente se encuentra en sopas o como guarnición en ensaladas, el apio es el alimento perfecto para masticar durante una tarde de ocio para obtenr nutrientes de manera  instantánea.

Incluso un solo tallo de apio es un poderoso paquete de nutrientes. Está compuesto sobre todo de agua (95%) y contiene vitaminas A, C, K y algunas vitaminas del complejo B, así como el calcio, magnesio, fósforo, ácido fólico, potasio y fibra. Es además, naturalmente bajo en calorías, hidratos de carbono, grasa y colesterol.

Los 10 increíbles beneficios para la salud de un tallo de apio

Los 10 increíbles beneficios para la salud de un tallo de apio

Aquí están los 10 sorprendentes beneficios para la salud de un tallo de apio.

1. Ayuda con la Pérdida de Peso

De acuerdo con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, un tallo de apio contiene tan sólo 10 calorías. El bajo consumo de calorías sin duda favorece la pérdida de peso. Sin embargo, el verdadero secreto para la  pérdida de peso del apio es su contenido de fibra.
La fibra en el apio aumenta el volumen de su sistema digestivo. Se instala en el intestino, por lo que su estómago se puede vaciar más lentamente.
Por lo tanto, el apio mantiene la sensación de saciedad por más tiempo y evita la sensación de hambre, debido a que el apio es 95% de agua, ayuda a mantener el cuerpo hidratado.

De acuerdo con un estudio del 2015 publicado en la Revista Internacional de Medicina, un grupo de mujeres (35 a 45 años) que practicaba ejercicio de Pilates regular y consumió suplementos de apio durante 8 semanas  redujeron significativamente la grasa corporal.

2. Mejora la digestión

El alto contenido de agua que tiene el apio aumenta el nivel de los líquidos en su cuerpo que ayudan a descomponer los alimentos para la absorción de nutrientes. También ayuda a que los alimentos pasen fácilmente a través del tracto digestivo y ablanda las heces, evitando así el estreñimiento.
El apio es una maravillosa combinación de fibras solubles e insolubles. La fibra insoluble aumenta el tamaño de las heces. Las heces voluminosas son más rápidas y más fáciles de eliminar, y alivia el estreñimiento. La fibra soluble, por el contrario, se instala en su tracto digestivo y regula la digestión.

Un estudio del 2014  señala que los alimentos dietéticos ricos en fibra como el apio ayudan a la digestión de los lípidos (moléculas que contienen grasas) en el tracto digestivo.
Además, un estudio del 2010 publicado en Biología Farmacéutica encontraron que las ratas que consumen extracto de apio tenían menos úlceras estomacales y poseina revestimientos más protegidos.
Nota: El consumo excesivo de apio le puede dar diarrea. Además, se recomienda no comer apio crudo cuando tenga diarrea; Sin embargo, puede beber  jugo de apio o sopa.

3. Reduce la inflamación

Incluso un solo tallo de apio tiene propiedades anti-inflamatorias increíbles. La planta contiene un metabolito llamado apigenina que es especialmente eficaz en la reducción de la inflamación.
Un estudio del 2007 publicado en la revista Archives of Pharmacal de Investigación justificó los efectos anti-inflamatorios y terapéuticos de la apigenina en enfermedades inflamatorias, como la artritis.

Además, el apio contiene un compuesto llamado inhibidor de la COX-2 que ayuda a la producción de cortisona – una hormona que reduce la inflamación dolorosa en el cuerpo.
La naturaleza diurética de apio también ayuda a eliminar los cristales de ácido úrico que se acumulan alrededor de las articulaciones, causando dolor e incomodidad.
Por lo tanto, el consumo de apio puede proporcionar alivio de los problemas inflamatorios como el dolor de artritis, dolor muscular, enfermedad inflamatoria intestinal, y dolor en las articulaciones. Sus propiedades anti-inflamatorias también ayudan a reducir el acné.

4. Reduce la presión arterial alta

Regular la ingesta de potasio ayuda a disminuir la presión arterial mediante el equilibrio de los niveles de sodio en el cuerpo. El apio es una buena fuente de potasio.
Un estudio del 2013  indicó que el aumento de la ingesta de potasio reduce la presión arterial en personas con hipertensión y no tiene ningún efecto adverso sobre las concentraciones de lípidos en la sangre, las concentraciones de catecolaminas o la función renal en adultos.
Además, el apio contiene un compuesto químico llamado ftalida que relaja los músculos de las arterias que llevan la sangre al corazón, lo que permite un flujo más relajado. Esto reduce significativamente la presión arterial.

5. Reduce el colesterol malo

Al ser rico en fibra, el apio ayuda a reducir el colesterol malo conocido como lipoproteínas de baja densidad (LDL) en el cuerpo. La fibra se adhiere a las partículas de colesterol en el tracto digestivo,  y previene  la absorción en el torrente sanguíneo.
Un estudio de 1990 publicado en la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry señaló el efecto positivo de la fibra dietética concentrado en el apio, chirivía y colinabo en las funciones intestinales.
Además, la ftalida compuesto químico en el apio también reduce los niveles de colesterol. Un estudio del 2011 publicado en la revista Farmacognosia señala que las ratas alimentadas con colesterol mostraron niveles de colesterol significativamente reducidas cuando se le expone a una dieta de apio, achicoria y cebada durante 4 semanas.
Comer incluso 1 a 2 tallos de apio al día puede reducir el colesterol malo y sus posibles efectos sobre la salud.

6. Tiene un efecto alcalinizante

El nivel de pH normal de la sangre puede llegar a ser ácida debido al estrés, una dieta ácida o una afluencia de toxinas en el cuerpo. El cuerpo compensa la sobrecarga de ácido mediante el uso de minerales alcalinos.
La ausencia de estos minerales conduce a una acumulación de ácido en las células, causando la reducción de los niveles de energía, la acidez, la fatiga y la enfermedad.
El apio es una increíble fuente de minerales esenciales como el potasio. El consumo diario de apio puede restaurar los niveles de ácidos normales, la liberación de energía en el cuerpo y revitalizar el sistema inmunológico.
Por otra parte, los incrementos en el contenido ácido de la orina puede causar cálculos renales y otras infecciones de la vejiga. Por lo tanto, la sustitución de alimentos con alto contenido de ácido, como carne y productos lácteos con el consumo regular de apio mantendrá niveles ácidos del cuerpo bajo control.

 

loading...

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Bajar de peso5