A quien no le gusta las gaseosas, parece un  inofensivo refresco,  pero la verdad es que el uso abusivo de estas bebidas puede ser más nocivo de lo que en un principio se pensaba, de allí que podemos decir que las bebidas gaseosas son dañinas para la salud 

Las Bebidas Gaseosas Dañinas Para La SaludEl refresco con gas ha ganado adeptos en todos los países del mundo. El problema, se origina cuando ese consumo se realiza en detrimento de otras costumbres más sanas, como el beber leche, zumos o batidos naturales.

Hoy en día los niños y adolescentes son los más devotos de estas bebidas, siendo ellos precisamente los que están mas expuestos a sus efectos nocivos.

El refresco edulcorado, puede ser una de las causas de la incipiente obesidad infantil en los países desarrollados. Las bebidas gaseosas se están incorporando en la alimentación diaria, quizá sin poner atención en las cantidades extra de azúcar y aditivos que se están consumiendo, contribuyendo a la obesidad y otros problemas.

Las Bebidas Gaseosas Dañinas Para La salud: Los Huesos, dientes y otros inconvenientes

Pero los refrescos, no sólo engordan, el fósforo que contienen puede cambiar la fisiología del organismo, con efectos perjudiciales para los huesos, debido a la alteración del ratio fósforo – calcio, o a su posible reabsorción en cantidades excesivas.

El pH promedio de las bebidas gaseosas, por ejemplo, es de 3,4; tan fuerte que puede disolver los dientes o huesos. El cuerpo humano detiene el crecimiento de los huesos sobre los treinta años, disolviéndose después en la orina, dependiendo de la acidez de los alimentos ingeridos, entendida ésta como la relación potasio, calcio, magnesio… Todos los compuestos de calcio disueltos se acumulan en las arterias, venas o tejidos de la piel, afectando esto también al funcionamiento del riñón.

Algunos estudios en niños de 3 a 15 años que han presentado fracturas, se han encontrado una menor densidad ósea, por el descenso en el consumo de lácteos en detrimento de las bebidas carbonatadas.

Muchos dentistas pediátricos están constatando que, en niños menores de 3 años, consumidores de estas bebidas, el azúcar puede permanecer durante horas en la boca; con el consiguiente aumento de las posibilidades de caries dentales. Las sodas son muy ácidas y pueden descalcificar el esmalte de los dientes. Los expertos advierten que, de seguir esta tendencia, muchas de las adolescentes de hoy padecerán osteoporosis en la edad adulta.

Otro de los riesgos potenciales del exceso de consumo de estas bebidas es el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Al parecer, dietas ricas en azúcar pueden elevar los niveles de insulina en sangre, de triglicéridos y de otros factores relacionados con las enfermedades cardiacas.

 

El debate por el consumo de gaseosas está abierta, pero la verdad es que hay que tener cuidado con los excesos.

Ref: revistasana.org

loading...

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Bajar de peso5