El potasio puede ayudar a proteger los riñones y la salud del corazón en las personas con diabetes tipo 2La evidencia ha demostrado que incorporar el potasio en la dieta puede mejorar  los síntomas  menopáusicos. ¿Pero Quién más puede beneficiarse de un agregar más de potasio a su dieta? Todos. Un estudio reciente realizado por los investigadores de la Universidad de Ciencias Médicas de Shiga en Japón ha encontrado que el tener una dieta alta en potasio puede ayudar a proteger al corazón y el riñón de las personas diagnosticadas con diabetes tipo 2.

“Para muchas personas con diabetes, la parte más difícil en su plan de tratamiento, es determinar qué comer”, en un comunicado el investigador principal, el Dr. Shin-ichi Araki. dice: “Los resultados de nuestro estudio destacan la importancia de una buena dieta en la terapia de la diabetes.”

Araki y sus colegas reclutaron a un grupo de 623 pacientes con diabetes tipo 2 y con función renal normal que se inscribieron en un estudio entre 1996 y 2003 y fueron seguidos hasta el 2013. Los participantes con los niveles más altos de  excreción urinaria de potasio, la que tiende a correlacionarse con la cantidad de ingesta, tenían más probabilidades de experimentar un declive más lento en la función renal y una menor tasa de complicaciones del corazón.

Un estudio similar llevado a cabo por investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston mostró que el potasio en la dieta también puede ayudar con la mejora de nuestra presión arterial. 2.185 niñas entre las edades de 9 y 10, que consumieron 2.400 mg o más de potasio por día tuvieron una presión arterial más baja en comparación con las niñas que consumían menos potasio. El potasio es a menudo elogiado por los expertos cardiovasculares ya que reduce los efectos del sodio.

De acuerdo con la Asociación Americana del Corazón, la ingesta diaria recomendada de potasio para un adulto promedio es de alrededor de 4.700 miligramos por día. Las fuentes dietéticas del potasio incluyen: batatas, papas, verduras, espinacas, setas, habas, guisantes, plátanos, tomates, jugo de tomate y salsa de tomate, naranjas y jugo de naranja, zumo de pomelo y pomelo, ciruelas en pasas y ciruelas en jugo, albaricoques y zumo de albaricoque, pasas y dátiles, (1 por ciento) de leche sin grasa o baja en grasa, yogur sin grasa, halibut, atún, y melaza.

Fuente: Araki S, et al. Urinary Potassium Excretion and Renal and Cardiovascular Complications in Patients with Type 2 Diabetes and Normal Renal Function. Clinical Journal of the American Society of Nephrology. 2015.

ref. www.medicaldaily.com

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Bajar de peso5