Es común que nosotros no consideramos lo que es bueno para la salud al momento de armar nuestra dieta. Uno de los riesgos más comunes que corremos por este descuido es el aumento de colesterol en la sangre, lo cual realmente es un asunto muy serio.

El colesterol es un tipo de grasa que sirve para regular una serie de funciones orgánicas.

El problema surge cuando sus niveles se encuentran por encima de lo recomendado. No tratar este exceso a tiempo puede ocasionar que la sangre empiece a depositarse en las paredes de las arterias, dificultando su llegada al corazón. Por ello, una decisión que debe tomarse cuanto antes es la de alejarse de la comida chatarra, los alimentos procesados, las frituras excesivas o los alimentos con grasas saturadas.

La sal, el azúcar, los lácteos enteros y las carnes grasas (como el pato los Cortes de res con mayor cantidad de grasas) también debe evitarse en lo posible.

como bajar el colesterol

Alimentos aliados para Bajar el Colesterol

Consumir verduras y frutas con mucha fibra es un gran paso para prevenir el colesterol alto. Entre ellas, la manzana es una de las más recomendadas. Hay estudios que indican que ingerir una manzana diaria durante Cuatro semanas Podría reducir el 40% del colesterol malo, es decir, aquel que se acumula en las paredes de las arterias.
Pero recuerde comer las frutas enteras y no en jugos para sacar el mayor provecho de todas sus propiedades.

Por su parte, los pescados denominados azules o grasos son una gran opción debido a su riqueza en ácidos grasos omega 3. Consuma dos o tres veces por semana este tipo de pescados para prevenir y disminuir el colesterol. Intente Sustituir la mayoría de carnes por este alimento o cereales o, en todo caso, consuma solo carne magra:

No se guie por el peso para bajar el colesterol

Es importante entender que la delgadez no garantiza que no pueda padecer de colesterol alto. Hay estudios que demuestran que un gen asociado a la delgadez o a una menor cantidad de grasa corporal Podría incrementar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares debido a la menor capacidad del cuerpo para almacenar grasa. Así que sin importar cuál sea su contextura, es mejor prevenir y siempre observar su régimen alimenticio

Una Dieta para bajar y controlar el colesterol

A continuación encontrará  alimentos que son los recomendados para una dieta para la hipercolesterolemia.

Aceite de Oliva

El aceite de oliva es fuente de ácidos grasos monoinsaturados, que actúan favoreciendo los niveles sanguíneos de “colesterol bueno” (colesterol HDL) que nos protegen y ayudan a normalizar los niveles del “colesterol malo”(colesterol LDL).

Los aceites de semillas
Tal que de soja, de nuez, de girasol o de maíz son ricos en ácidos grasos omega-6, que también normalizan los niveles de colesterol en sangre.

Verduras y ensaladas
Son esenciales en esta dieta por ser hipocalóricos, ricos en fibra dietética y en antioxidantes. Se recomiendan dos raciones al día, procurando que al menos una sea en forma de ensalada, ya que los vegetales crudos suponen un aporte diario de vitaminas y minerales que el calor aplicado en la cocción suele destruir.

Legumbres
Contribuyen a nuestro bienestar porque poseen proteínas vegetales, vitaminas del grupo B, fibra dietética y minerales como magnesio, potasio, calcio y hierro. Se recomienda consumirlos de dos a cuatro veces por semana.

Cereales
Estas semillas comestibles de la familia de las gramíneas no aportan grasas, son fuente de proteínas y dan energía. Los cereales integrales, además, son ricos en fibra dietética y en vitaminas del grupo B, hierro, cinc, magnesio y fósforo.

Tubérculos
Son engrosamientos de la raíz de algunas plantas que contienen reservas de nutrientes. Su característica principal es que contienen mucho almidón, que se digiere y absorbe lentamente, asegurando de esta forma una liberación continua de glucosa en la sangre.

Fruta seca
La fruta seca es la fruta deshidratada que concentra la fibra dietética, los azúcares, vitaminas antioxidantes como la E y también del grupo B y minerales como el hierro y el calcio. Se puede picar entre horas o usarse para postres, salsas, ensaladas, etcétera. Tienen gran cantidad de grasas insaturadas y muchas calorías, así que su consumo diario está limitado a 25 gramos por este motivo, pero se aconseja su consumo moderado para prevenir las cardiopatías.

Frutos secos
Son los que tienen menos del 50 por ciento de su peso en agua, como las castañas y las avellanas.

Frutos oleaginosos
Son los que concentran suficientes grasas como para extraer aceites, como la oliva o el coco. También hay frutos secos oleaginosos como son los cacahuetes y las pipas de girasol.

Semillas
Son importantes porque poseen aminoácidos como el triptófano, precursor de la melatonina y de la serotonina, y son ricas en calcio.

Lácteos desnatados
Son la principal fuente de calcio, que fortalece y protege los huesos.

Los Pescados:

Se clasifican en blancos, semigrasos o azules según su contenido graso:
Pescados blancos: Su contenido graso máximo es del 2 por ciento. Son fáciles de digerir y almacenan la grasa principalmente en el hígado. Ejemplos: platija, perca, merluza, bacalao, cabrilla, halibut, bacaladilla, gallo, lubina, solía, raya, abadejo, pescadilla y lenguado.

Pescados semigrasos: Su contenido graso es del 2 al 5 por ciento. Ejemplos: congrio, rape, besugo, cabracho, trucha, dorada, breca, rodaballo y carpa.
Pescados azules: Su contenido graso es superior al 6 por ciento y llega hasta el 15 por ciento. Aportan gran cantidad de grasas poliinsaturadas omega-3, que son cardiosaludables, por lo que se recomiendan comer de dos o tres veces a la semana. Ejemplos: pez espada, arenque, boquerón, jurel o chicharro, sardina, angula, atún, anguila, palometa, salmón, sargo, bonito, mero y caballa.

loading...

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Bajar de peso5